CLC cuenta con stocks permanentes de madera de demolición hasta 11,9 m y madera nueva hasta 7 m en diferentes escuadrias, con bajo contenido de humedad y debidamente estabilizadas, ideales para la fabricación de vigas estructurales y decoración.

Ofrecemos el servicio de imprimado con Sikkens en fábrica conforme a la tonalidad solicitada por el cliente, lo que permite recibir en obra un producto protegido y de gran belleza.

En el caso de las vigas de demolición hacemos también el servicio de parchado de hoyos de pernos y retapes de grietas.